El niño y su árbol

El niño:
"Bello árbol de otoño
¿Será que disfrutas
de ese fuerte viento
que embate tus ramas
dejándote nulo
y desabrigado?
Se vuelan tus nidos
se caen tus flores...
Termina la sombra
que aplaca calores,
también el cobijo
que a veces brindabas
para aquellos novios
con furtivo ardores
que henchidos de besos
juraban amores".

El arbol:
"Desnudo de hojas
pero no de sueños.
Contestó el árbol
con tono halagüeño.
Muerto a tus ojos,
vivo en mis adentros...
Y cuando me cubra
ese crudo invierno
sabré que aunque muera
llegará la aurora;
cuando mis raíces
podrán renacer...
Tendré nuevas hojas
y floreceré.
Volverán las aves
a construir nidos
y también los novios
a amarse otra vez.
Y abriré mil surcos
que formarán veras
con nuevas raíces
en la primavera".

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s