Flores Clandestinas

Hola, lectores aficionados a la poesía.

Este espacio de poesía va dedicado al sentimiento humano y es precisamente una gama de diferentes sentimientos humanos, el contenido, que aquí les presento...

No busco idealizar conceptos ni tampoco crear fantasías.
Deseo crear magia y esa se crea
atravez de la perfecta manipulación de la realidad en tiempo y espacio.
Este no es un lugar para falsos prejuicios de cielo o infierno.
Reconociendo que tú creas tu propio cielo o te encadenas en la febril llama de tu exclusivo infierno, te aseguro; que podrás vivir el encanto de la poesía...
Sobre la tierra, en las alturas y en la profundidad de la mar.
¡¡¡Vive el ensueño de la poesía!!!
MIS HUELLAS

Extraño al caminar
el misterio fascinante
de la luz.
Y en la densa
oscuridad
mis pasos claudican
sin compás.
Mi caída es símbolo frugal
cargando el peso
de la historia
que en mis pies
da voces de alerta
y concierta en mis andanzas
su raudal.

Con el viento las hojas
se arremolinan.
Con la lluvia avanza
el río al mar.
Y mis pies resbalando
por las colinas
bajan candorosos
al pedregal...
Dejando nuevas
huellas,
huellas de sangre
por el camino
que ya, nunca
habré de andar.

HACE TIEMPO 

Hace tiempo atrás
que camino errante.
Que exploro mil senderos
cual ciego caminante
No poseo un compás
ni mapas, ni planos
ni siquiera consulto
las líneas de mis manos.
Hace tiempo atrás
que no montó a Rocinante
que no peleo molinos
que no imagino gigantes.
Si me insultan, me callo
mi genio no se alza
y si me tiran piedras
no miro quien las lanza.

Hace tiempo atrás
abandoné esa niña
que a todos ofrecía
sus pasteles de lodo.
Que brincaba y corría
y tenía mil amigos
que cuando entristecida
lloraba por todo...
Y es que no hace poco
morí muy lentamente.
Causal, corazón roto sellado fríamente.

BESOS DE AMAPOLA 

Quise robar la luz de las estrellas
para explorar contigo en otros cielos.
Y disfrutar el mínimo momento
en que tus manos lentamente
exploran las sendas
de mi cuerpo.

Y tomé prestado el tálamo
de tus sueños
para crear contigo
quimeras endulzadas.
Para poder sentir tus labios
llenando de besos
y ternura
el deseo de amor
de mi piel desnuda.

Y me vestí la noche
para admirar tu luna.
Te acaricie pausada
de pétalos, ternura.
Me rendí a tu mar
para saciar tus olas
y en tu tiesura de hombre...
Mis besos de amapola.