Sensualidad

Introducción

La sensualidad es una parte importante en la vida del poeta. La musa se mueve entre magia y fantasía, creadas por la vida misma. Espero disfruten estos versos y que puedan sentir la fuerza del amor.  


Mis poemas favoritos

Primer encuentro

Aroma de mujer

Mi cuerpo floreció en su momento,
cambió del todo
al paso del crecimiento.
Una mancha de sangre en los flecos del refajo...
¡Y la niña inocente, había quedado en el pasado!

¡De niña a mujer en un segundo!
Así fue que comenzó el llamado,
el deseo, la pasión... el aroma diferente.
Era yo la misma pero algo despertaba
y tomaba control desde mi interior.

Dos colinas se elevaron sobre la planicie de mi pecho.
Un prado salvaje crecía en mi entrepierna.
Afeites de mujer,
sueños mojados
y mi tonto corazón acelerado
cada vez que él se acercaba y rozaba mi costado...
Fue una total traición
a mi colección de muñecas,
que sentadas,
sonreían pueriles en el estrado.

Y qué digo de mis piernas...
¡Ay!, esas piernas que siempre caminaron paralelas,
ahora las veía enroscadas de pasión,
apretando sus caderas.
Mi cuerpo estremecido
disfrutaba sumergida en nuevas aguas.
Mi pasión tiránica crecía...
Así, sorprendida de mi propia demasía
en mis tiernos diecisiete,
le dije adiós a todos mis juguetes.

Pasión de mujer

Desvarío 

Soy amante calcinada
en su fuego turbulento.
Atrapada sin cordura
en un mundo de placeres.
Y con él estoy atada
inevitablemente adicta
a nuestros anocheceres.

Comparto sus momentos
de desquicios
y la forma irreverente
de sus vicios.
Allí donde sus besos
me provocan
a traspasar el lumbral
de mi cordura...
¡Soy víctima a la merced
de su desvarío,
su ardiente pasión
y su pretensión loca!

Soy demonio también
y él lo disfruta.
Soy oscuridad y soy fuego
Encendida pasión
y sosiego,
caricias de vida
y plañidos de muerte
pira de piel que consume
mujer que arde
y se extingue
que entrega el aliento
y sucumbe
en nuestro loco y placentero infierno.


Volverás 

Volverás a los poemas que te he escrito
sin motivos querrás
amarte en ellos
así como te he amado
y lo he probado con mis hechos.
En tus momentos
de llantos y sonrisas.
Entre los paisajes
de invierno y primavera.
Y en tu alcoba, cuando
fuimos partícipes y testigos
de la noche de mil lechos.

Hoy te esperan mis caricias
y mis besos
que al principio,
en manera,
son pausadas
pero al verte
se rebelan impetuosos
y hacen guerra de amor
en la enramada.
Desbordados como río de acuarelas
sublevan a su vez,
tu mar en calma
y se abrazan con la espuma
de las olas
que sonrientes se besan,
con el alba.

Artesano de caricias
en mi cuerpo
moldearás mi figura
urgentemente;
en este enlace de amor
y de pasiones
que es el calvario
clandestino
de dos vientres.

Alturas

Anhelo acariciar 
tu cuerpo bronceado
tu rostro de soles,
tus pelo de bruma.
Y sentir tus labios, delicada brisa
que besa mi cuello e incita mi risa.

Eres paladín, ave enamorada
de mágica copla
figura deseada.
Llévame en tus alas
a explorar el cielo,
a la lozanía del alba infinita.
Al sueño de estrellas
y nubes viajeras,
al último alear de almas gemelas.

¡¡¡Y desde esa cima un clamor pasión
notas en gemidos, versos en canción!!!