Canto a la vida

Creí que perdía, y fue, cuando comencé a ganar…
Y gané tantas cosas que te quisiera explicar…
La rima de un verso cuando le habla a mi alma,
la majestad del silencio cuando todo está en calma.

El rostro de un niño cuando le lees un cuento
la ternura que siento por mis queridos nietos.
Cabellos despeinados, abrazos apretados
y el gozo de verlos crecer a mi lado.

Con el transcurso de los años
gané sabiduría pero al intentar compartirla noté
que era solo mía.
Al sentir soledad
inventé alegrías y ellas me acompañan casi todos los días.

Deseando ayudar, decidí esperar
a que me necesiten y así hacerme apreciar.
Mirarando en mi interior aprendí a no juzgar
y en las noches oscuras no dejé de soñar.

Siempre que me hundí en la profunda mar
empuñando mis versos aprendí a flotar
y aprendí que también la tristeza es pasajera…
¡¡¡Y que vivir la vida, siempre vale la pena!!!

3 comentarios sobre “Canto a la vida

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s