Duerme mi pueblo

Duerme mi pueblo soñando de patria.
Mientras la apatía causa indiferencia.
Pegando sus labios,
encierran sus voces
sus armas de lucha, cubiertas de escarcha.

Cantando canciones dentro de su jaula
ni buscan, ni encuentran, ni eligen palabras.
Repiten la historia,
e inventan bonanzas.
Enajena al hijo que al futuro lanza.

¿Qué ha de ser del niño
que a su patria adora,
cuando anestesiado
se hunda en las olas?
Y pierda su honra,
reclame al destino,
sintiendo el invierno
en su propio nido.

Entonces,
que el tiempo sea mi testigo
y que el porvenir a mi alma responda.
Si no es que ese hijo en ciego embeleso de su conformismo no encuentra regreso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s