Espiga al cielo

Te siento que estás en mi cuerpo
como espiga que crece hacia el cielo. 

Mis aguas se vuelven de mares        humedecen el árido suelo.

Y se unen a la boca del río
que golpea la maleza en la arena.

El recurrente vaivén de las olas
enardecen mi cuerpo sirena…

Y desmayo, convirtiéndome en bruma
en marullos de mar, blanca espuma.

Del río al mar, del mar al cielo
pasiones de flor y de hierba.

«Pasiones de flor y de hierba»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s