MUJER AVE

Deambulando en soledades me hice experta en el silencio. El sendero, en verdad, nunca fue terso…, muchas noches de llantos engendraron una aurora de esperanza y confiada encaminé mis pasos hacia una nueva alborada.

Antes del final redacté el epílogo con el que me despedí de mí misma…

«Soy deseo y reflexión cubierta de energía cósmica»

¡¡¡Resurjo!!!

Mujer ave, mujer voz. Mujer que late. Tierra labrada, cielo libre, belleza de sol poniente.

Al contemplar la imponente exclusividad de mi esencia cubrí de bondades y paz el verdor de mi esperanza.

Abrí mis ojos y me uní a la evolución consciente de mi mente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s