Flor

Pobre flor silvestre
bailaba con el viento
sin voz,
sin canción,
sin verso.
Aroma de pétalos
fragantes y transitorios
marchitos al final del día…,

Su tallo crecía muy alto
su raíz muy profunda
y le apostó a la vida
aferrada a la mentira.

¿Quién brindó sus flores
a la vida,
quién
miró el paisaje
rutinario,
quién sin voz cantó
de primavera?
Quien, con cuatro, pétalos
quiso cambiar el escenario.

Quién, con cuatro pétalos, quiso cambiar el escenario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s