FUI TUYA EN OTOÑO

Me sorprendió la vida
prendida en lo más bello 
de este sentir eterno...,
y fui tuya mil veces
en un bello romance 
que despertó  mi alma
cuando besó mi cuerpo. 

Como las hojas secas
de un árbol en otoño 
cayeron las memorias
de nuestro jovial amor.
Mas hoy miro tu rostro
de días ensombrecido
que fragmenta mi aliento 
al recordar el ayer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s